Ibéricos

 

De carne dulce, untuoso y fragante, el jamón de Guijuelo provoca en el paladar una explosión de aromas delicados.

En Guijuelo las prisas se olvidan y el tiempo se detiene. Los productores han sabido combinar el legado histórico de los antepasados ​​con las innovaciones técnicas del momento, conservando siempre el carácter artesano en la elaboración, imprescindible en la obtención de las cualidades diferenciadoras de sus productos.

Tres son los factores que determinan la calidad excepcional de los jamones amparados bajo la Denominación de Origen Guijuelo: una raza pura y única que recibe una alimentación natural a base de bellota, un clima adecuado y un sistema de curación artesanal.


Nuestros proveedores